17 oct. 2015

LOS EMBUSTEROS en Moby Dick

Noche de reencuentros, birras 0.0 y chupitos de cocacola

16/octubre/2015


Madrid, esa urbe a la que todos acabamos regresando por muy lejos que quieran escapar nuestros pies, se mueve a una velocidad de vértigo según nos vamos haciendo mayorcitos. Será que tenemos las piernas más largas y corremos más deprisa mientras nuestras  neuronas van creciendo a su manera y se estiran para alcanzar objetivos o para ver que hay al doblar la esquina. Somos muy dados a ir tras esas lucecitas que nos hacen soñar... de repente, nos damos cuenta que estamos caminando en círculos como dice la canción: "Esto es lo que hay y esto es lo que vas a aprender / a donde quieres llegar / Puedes ver arder /la carretera bajo tus pies con tal de regresar / Donde iremos a parar /calculando el vértigo /de los sueños que quedaron detenidos"
 
Asi que esta noche toca reencontrarse de nuevo en un punto del pasado aprovechando la presentación del nuevo disco La Verdad de Los Embusteros. A las 9 se abren puertas en la Moby Dick, naturalmente hasta las 10 no empieza la fiesta en el escenario de la famosa ballena. La sala se va llenando, nosotras/os bebemos birras como esta mandao, pero  0.0 así como las neuronas se multiplican también lo hacen las células madre. Una nueva criatura punkera/rockera viene de camino. Estamos en época de reproducción, como el cantante de los Embusteros que ya cuenta con dos churumbeles rockeritos en su haber.

Saltan los Embusteros al escenario, calentando motores con Chimo Bayo, icono noventero incluso para los más rockeros. Los chicos, ya hombres hechos y derechos, siguen manteniendo el tipo. Camisas en lugar de camisetas ¿qué fué de aquel look malote disimulando orígenes de chicos bien? y una novedad, un bateria muy loco con pinta de que la va a liar. Las canciones suenan más pop que rock, mucha guitarra, electricidad, melodias pegadizas y la misma energía y ganas de antes de ayer (en realidad sólo han pasado 3 años desde la presentación de su primer disco) Consiguen llenar la sala y eso es mucho... mucho acento cordobés y jienense vestido de domingo desplazado a la capital para apoyar, más que su grupo, a sus colegas de toda la vida, algo que dice mucho a favor de los Embusteros. Aqui cabe todo el mundo, no hay reglas especiales para entrar en su club social, aunque más vale 300 amigos fieles que 300.000 desconocidos subidos al carro de la fama (o no?)



Los Embusteros publicaron su primera álbum Un mundo de mentira en el 2012, aunque ya daban caña desde 2008 en los garitos del Sur, donde se forjó la banda. Córdoba es la ciudad que en 2008 les vió nacer con Germán Muñoz (guitarra) y José Espín, (voz y bajo), que anteriormente formaron parte del grupo Nacional Cuarta, y Rafa Urbano (guitarra). 

En este punto kilométrico de la vida, Los Embusteros siguen creciendo, ya sea desde Tarifa, Córdoba, Jaén o Madrid  y por supuesto se siguen reuniendo de cuando en cuando  para  crear nuevos temas y ensayar "aunque, ésto último no lo necesitamos tanto, la verdad" (nos comenta el cantante)

Con la misma energía eléctrica con la que empezaron terminan marcándose una versión de la famosa Eloise. Un huracán, profesional, que viene y va /buscando acción, vendiendo solo amor./ Aniquilar, pasar por encima del bien y el mal,
es natural, en ella es natural.


Pues eso amiguetes, a seguir reencontrándonos en el punto central mientras el círculo vicioso no se termine de cerrar.