28 sept. 2015

El Último Vecino visita el Matadero

Festibal con B de Bici. 19 de septiembre 2015 


Muerta de envidia deambulo a pié por el gran recinto espartano de ladrillo y piedra del Matadero de Madrid (una rara dolencia me sume en el desasosiego y me impide pedalear) entre ruedas de caucho, llantas de colores, una gran MINIDROME, velódromo, BMX streets acrobáticas, bicis de madera, cestitas, modernos, familias, niños, bicis de carreras, mountain bikes, absurdas bicis de piñón fijo (no entiendo esta modalidad retro por más de moda que esté) Público variopinto en esta Gran fiesta de la bici en plena semana de la movilidad para celebrar que en Madrid ya hay un servicio público de bicis con una red de 30 carriles en algunas de las principales arterias de la ciudad y que los ciudadanos cada vez somos más ecológicos.

Como todo festi que se precie, no le falta su pequeño mercadillo con puestecitos dedicados al mundo de la bici, por supuesto, sponsors regalando agua ("lo siento señora, las botellas sólo para los niños"), catas de capuchinos y otros brevajes adaptados al horario infatil en el que se desarrolla el evento.

Escucho música desde diferentes frentes: la que sale del velódromo, la cañera de la pista de exhibición y una tercera como más pop, en algún lugar debe haber una banda tocando. Esquivo las bicis volantes del velódromo y me junto a una masa compacta de espectadores que engulle literalmente a una banda tocando en el escenario Excaravox a ras de cemento. No veo nada. ¿A nadie se le ha ocurrido colocar una plataforma elevada para poder visualizar a los músicos? Me veo obligada a abrirme a duras penas entre la multitud de ruedas para colocarme en primera fila lateral (zona siempre mucho más accesible que atacar por el centro) Eso es lo que hice y gracias a ello hoy puedo disfrutar del recuerdo de algunas fotos y algún video del concierto:



El Último Vecino. Me encuentro ante unos personajes como recien salidos de los ochenta más auténticos. Vaqueros globo, rayas anchas, calcetines blancos deportivos (el cantante); camisa brillante de raso, pantalón Miami beach, raiban, bien de gomina (guitarra, muy New romantic),  camiseta ancha,  pelo estiloso, prácticos y sin complicaciones (teclista y bateria)

En cuanto al sonido, que es lo segundo que más nos interesa, nos encontramos ante un post-punk ochentero, por supuesto electrónico, muy sinte que hace moverte con pasitos cortos y rápidos... sin querer se me va al zigzageo Mecanil de la época, miro a mi alrededor y me corto. A veces se me olvida  estamos en los regios 2015, que si, que mucho moderneo, mucho postureo estiloso pero pocas ganas de dejarse arrastrar por la inscosciencia juvenil de la Movida, o quizá es que tan sólo son las 7 de una tarde de finales de septiembre y pega el lorenzo como no está escrito...

Hay varios temazos que me hacen pensar inmediatamtente que este grupito va a llegar lejos o al menos va a dejar sentados a muy pocos en cualquiera de sus próximos concierto:  "Otra vez asustado", "Tu no estás asustado", "Un sueño terrible" (mucho miedo en las letras) "Sin ni tan siquiera" títulos sugerentes "Moscas aulladoras, perros silenciosos" o "Columna, Culebra y estatua" que nada tiene que ver con el "piedra, planta, animalito" de Hidrogenesse que también nos han deleitado unas horas antes.
Ochenterismo muy bien traido, es mi visión de conjunto. He leído por ahi que El Último Vecino que son una mezcla entre Golpes Bajos y Joy Division, The Smiths, The Drums ¿y quién soy yo para desdecir estos paralelismos? Catalanes de origen, Los Últimos vecinos tienen mucho de chuleria madrileña me parece a mi. Los veo muy ingegrados caminando con birra de lata de chino en mano, entre antro y antro malasañero. Gerard Alegre, cantante y su banda lanzaron su primera álbum (Domestica Records 2013) un album cassette y una edición limitada en vinilo. "Tu Casa Nueva" es su segundo trabajo con tres temas nuevos coeditado por los sellos CANADA y CLUB SOCIAL.

Otros grupos que tocaron en el festi: los únicos Hidrogenesse, la insólita familia Candela y los Supremos, Elsa de Alfonso y los Prestigio y los DJ Marco Lorente y Nando Corazón.