20 ago. 2012

Cuatro festivales y una canción de Chavela (II parte)

¿Qué pasaría si metemos a unos cuantos grupos modernillos en un pueblo castellano donde lo "más" es el lechazo a orillas del Duero, con su iglesia gótica, sus bodegas ancestrales y sus muchos bares?























Hace 15 años un jovencísimo arandino decidió probar el experimento y parece que le salió un producto riquísimo porque desde entonces hasta hoy aquella estrambótica idea fue creciendo y creciendo hasta convertirse en lo que es hoy el Sonorama, la madre de todas las fiestas de la música indie española.

Pero antes de llegar al Sonorama me ví involucrada en otros festivales de muy diferente corte...

... Mi periplo veraniego
me lleva el sábado 11 de agosto hasta el SONORAMA. Desorientada entre las calles del pueblo donde no hay grandes espacios rectilineos, ni grandes grupazos internacionales, sino placitas y callejuelas con encantadores bares. Me perdí
a Los Enemigos, Cabriolets, Love of Lesbian, la Casa azul...pero es que ya los tengo muy vistos a todos ellos.

En este gran pueblecito no se descansa ni al medio día. ¿Quién quiere dormir y perderse lo que está sucediendo a las 5 de la tarde? Nada más llegar me tiran a una Toy llena de agua hirviendo con su "avecrem" tiñendo un brebaje en el que acabo calada hasta el tuétano. Mi amor por las piscinas, aunque sean de plástico quizá esté yendo demasiado lejos.. Totalmente integrada en la fiesta y acabo de llegar... Mis compis de festi me invitan a un birra. Unn tio con una botella de jagger me la pasa espontáneamente, está tan caliente que ni en el infierno. Hay un puestecito de abalorios con llaveros por 3 euros y sobres sorpresa a 1 euro! guauuu. Aqui si que mola el merchandising. Me tocan unos pendientes fosforescentes para brillar en la noche y unas gomitas de colores para hacerme coletas. No se puede pedir más para empezar. Siempre supe que este era el festi que encaja en mi personalidad.

Con mis pendientes fosforescentes, me veo en la noche en el recinto festivalero frente a The Dandy Warhols... correctos, tirando a aburridos, parece que tocan por tocar, como para cubrir el expediente. Nada que ver con Vetusta Morla, pura energía y vitalidad, entrega total y un emocionante "Piensa en mi" dedicado a la gran Chavela Vargas que a mi me dejó k.o. con un "hondo penar"


Pucho nos recuerda que se estrenaron en el Sonorama hace 4 años en la plaza del Trigo, punto de partida de los grupos con proyección de futuro. De ahi, directos el año siguiente a uno de los escenarios del recinto festivalero en la zona industrial de Aranda. Tambien Fuel Fandango empezó tocando el año pasado  en la plaza del pueblo y ya en este 2012 reinan con su fusion flamenco-funk en uno de los escenarios principales.





Otros cracks, Sidonie, con un Marc, Serge Gainsboroug (fisionomicamente hablando) a la cabeza, me la pegaron con la versión de un temazo de "una banda clásica española de los 60 tipo Brincos pero mucho más interesante que pasó desapercibida en su época y que hoy quieremos rescatar" Tras estas palabras se marcan el hit de MGMT a la española con toda la naturalidad si señor!!! Que corra el fluido García.


 

Me retiro hasta el domingo al medio dia. Aun no estoy preparada para meterme el clásico lechazo castellano, asi que me tomo un café en el Moderno, después de cruzarme al tipo de la cervecera, que tanto me invitó en festivales pasados y que yo agradezco infinitamente. aunque noto cierto resentimiento en su mirada, me pilló con un gin tónic en la mano ..

En la plaza del Trigo toca Havalina. Si, aquí también hace calor pero una hermosa manguera riega a la muchedumbre desde un balcón.
Aquí el agua si está bien administrada. Luego a otra plaza, la del Café Central desde donde miro una pantalla en la que EEUU machaca a España en la final de basket de los JJOO de London, exactamente igual que hace 4 años en las olimpiadas de L.A, también desde este mismo café... con la música de un dj de fondo y un grupo Quarantine ("metal bastardo llegados desde León") subido al Red Bull Bus. La plata nos sabe tan bien que nos vamos a celebrarlo a una siesta ahora si, necesaria.

 

Acabo en la noche con una pulsera, odio decir esto pero si, prestada. Ahora viene cuando los polis del festi llaman a mi puerta y me llevan esposada al calabozo de los festivales para siempre y mi karma Tauro rompiéndose la cabeza contra las paredes oscuras del Matadero.


En el escenario Ribera del Duero tenemos a una Russian Red correcta. Sinceramente, aburrida. Casi me quedo con lo nuevo de Anni B Sweet. A Lourdes aún le queda camino que recorrer, historias personales que vivir y sufrir para convencer, pero llegará... lo intuyo.



Empiezo a notar algo de frío, estamos en plena meseta castellana no lo olvidemos. No es que el verano se acabe todavía, de nada sirve vestirse de largo. No se si estuvo bien dejar la cerveza y pasarme al Gin Tonic sólo por moda. Parece que va a llover, siento que no volveré a ser invitada nunca más a un festival y de momento se me quitaron las ganas de luchar con los gorilas de las puertas y tampoco es cuestión de llamar a las puertas de San Pedro. No es para tanto ¿no? Me resigno, y cuando ya estaba todo casi muerto a mi alrededor, escucho a lo lejos a
Calle 13, los portorriqueños que lo fusionan todo, el perfecto grupo festivalero, con su punto reivindicativo, hemos de estar preparados para lo que se nos viene encima... gorilas de puertas aparte...




y para terminar un emotiva despedida por parte de la organización Art de Troya invitándonos a seguir adelante tanto a grupos como todo aquel que ama la música en directo a pesar de las subidas de Iva, pérdida de subvenciones y todas esas cosas tan frias.
Hasta el Sonorama y otros festivales que vienen! Por amor que no quede.