9 may. 2012

Marta Plumilla en el Libertad 8

 
Marta Valiña Plumilla Patidifusa Cisne Caótica Catión.

"Donde vivimos, en la baja atmósfera, cualquier átomo que pierde un electrón  lo recupera pronto o atrapa otro. Pero la situación a altas temperaturas, es muy diferente. Cuanto más caliente está el ambiente, más rápido se mueven sus átomos, asi que las colisiones entre éstos  son lo suficientemente violentas como para liberar  electrones. En ésta atmósfera tórrida, gran parte de los átomos están si o si "ionizados"  y el gas se comporta como un plasma (el llamado cuarto elemento).... A diferencia de los gases fríos (el aire a la temperatura ambiente), el plasma conduce la electricidad y es fuertemente influído por los campos magnéticos... Esta noche, 7 de mayo de 2012 nos encontramos inmersos en un ambiente inequivocamente plasmático.
 
No acostumbro a ir al Libertad 8, bar-café-concierto-intelectual-poético-militante de cancionistas de autor, artistas monologistas y a veces físicos nucleares. Pero esta noche, un invitador me ha invitado a conocer a Marta Plumilla.

- Invitada: - ¿Y ésa quién es? ¿buena? ¿merece la pena?

- Invitador:  -Más que buena, sorprendente.

- Invitada: -pero es que a mi el rollo cantautor... no siempre me va. Lo veo como muy culto, como de otra época. 

-Invitador paciente: -Ya, pero ésta es diferente, ya verás. tiene algo... especial.

¿Cómo negarme ante estas palabras tan convincentes, si además, de todas formas siento curiosidad? Por otro lado hoy es lunes post Super-Luna, razón mas que suficiente para salir a conocer nuevos mundos.

El Libertad está pletórico, tanto de fumadores en la puerta como en la pre-barra e incluso en el interior. Muy animado el local con su aspecto castizo y sus ventiladores en el techo, seguramente para anular la electricidad estática. Según entramos nos topamos con una chica rubia y mona, sin ser apabullantemente bella pero con una carga positiva innegable traducida en una sonrisa acogedora.

En una de las mesas me encuentro con un grupito que acaba de llegar de otro universo paralelo: el de Rubén Pozo presentando su nuevo disco en el Hiper Espacio de los 40 principales recientemente inaugurado en plena Gran Vía. Supongo que a estos elementos les debe resultar muy muy chocante este cambio de ambiente.

Marta nos hace esperar un tiempo prudencial. Una vez en el escenario nos presenta a su banda de patos, que al parecer le ha dado plantón. Ya se sabe lo que se puede esperar de los patos, siempre a su bola, con la idea fija en la cabeza de "quiero ser cisne, quiero ser cisne"... se mueren de envidia ante cualquier cisne auténtico y me temo que a Marta, como buena cisnesa, no se si de nacimiento, le deben resbalar las tonterias patidifusas, aunque las haga suyas.

Marta canta, recita, actúa; invita a al escenario a sus colegas cantautores, guitarristas, violinistas, armónicistas* (la armónica, que suena espectacular, es de un chino)... y los patos que no llegan... Tanto animal de escenario junto me tiene anonadada. Es que son muchos años de conciertos electrico-acústicos y de pronto, unas pocas canciones a pelo, erizan la piel, o puede que sea el efecto de la electricidad estática o que tengo a un potente ión a mi lado (es decir a un elemento cargado positiva o negativamente)

Marta dice que viene de Marte y que baja de vez en cuando para sufrir los diferentes cambios de estado físico-químicos que se producen en la Tierra. Tambien nos cuenta como transcurre su vida en esta dimensión. De como nació Patidifusa  por culpa de un seismo durante su alumbramiento (El patidifusismo no es otra cosa que la habilidad para hacer y ver cosas extraordinarias e inesperadas) de cómo evolucionó a Caotica, no por efecto de trasladarse a vivir a Madrid, ciudad caótica donde las haya, sino más bien por culpa de la electricidad medioambiental, a tope de carga.

Un mundo éste (nos cuenta-canta Marta) plagadito de gente que va y que viene, que sube y que baja...de iones y de aniones con su carga  negativa, ladrones de electrones por un tubo, osea unos trepas,  o de cationes, con su carga positiva correspondiente apuntándoles misteriosamente sobre sus cabezas, aunque los pobres no hagan sino perder electrones (los que les  roban los aniones) en su caida libre hacia el infierno,  o esos Zwitteriones...majísimos ellos, lo tienen todo, un poco de positivo y un poco de negativo, por no hablar los Radicales iónicos ¿qué podemos esperar de su inestabilidad subyacente? claro que mucho peor es encontrarte cara a cara con un Dianion y su doble carga negativa.... (¿será Sarkozy un Dianion?)

En resumen, todo un mundo interactuando en el ambiente plasmático del Libertad. Marta, entre otras historias fantásticas nos ha puesto al día de lo que es la Física, en la que, por otro lado ya ha dejado de creer "por suerte" dice ella. Mmm, ahora que estaba empezando yo a entender...

Mi bebida isotónica está vacia. La cerveza del Ión invitador a mi lado también, en cuanto al margarita del catión a mi derecha (Zama, poeta, locutor, vividor y bebedor de la noche plasmática madrileña) apenas si le quedan unos restos de ácido (tequila) condimentados con la clásica base (sal). y respecto a las otras dos elementas que me acompañan,  no sé si ha logrado conectar con la cantante-poeta-actriz Plumilla o lamentan no haberse quedado un ratito más disfrutando del ex Pereza (Rubén del Pozo) en aquella otra dimensión paralela.


* Andrés Sudón, Iñigo Coppel, Carlos Recio, Alicia Ramos, Maria Herrero, Manu Clavijo...