22 may. 2012

LÓPEZ. Estados Alterados

Los apellidos acabados en Z, vayan subiendo






- Sabes Eva, ya son casi diez años poniendo copas. Está bien, al principio molaba, bebes gratis, conoces a un montón de gente... una forma como otra cualquiera de ganar pasta, excepto cuando se te pega el típico chapas para contarte su vida...lo que pasa es que ya estoy un poco harto, yo lo lo que quiero es vivir de la música, tocar mis canciones... llevo mucho tiempo en ésto y no voy a parar hasta conseguirlo...

El tequila corría alegremente sobre la barra de la Vía Láctea una noche de la primavera del 2009  mientras Pablo P. de la Muela (López, antes La Comedia) me contaba su vida. (¿Cómo? ¡si normalmente los que da la chapa son los que están a éste lado de la barra!) Pablo encajaba perfectamente en el local con su camisa estampada, pantalon de campana  y melena enmarcando a una especie de Jimo/Bunbury pero sin aquel aire trágico-dramático (no nos molan lo que van de mitos oscuros)  es decir a lo López, con ese sentido del humor irónico-castizo tan nuestro.

- Aunque ese acento... tú no eres de Madrid.

Este camarero de garitos de moda servía copas en Madrid desde el 2001, año en el que llegó de La Palma (Canarias), de ahí el acento exótico que, unido a un pañuelo  de lunares anudado al cuello, completaba un figurín de dandy setentero en pleno 2009. En la Palma tenía  su trayectoria ya desde mediados de los noventa dándole a palos más metaleros.

- ...pero en las islas no hay nada que hacer. Decidí probar suerte en Barcelona, donde grabamos "Trifásico"  y luego Madrid con mi proyecto La Comedia y bla bla bla...

Al final de la conversación y X tequilas por cortesía del staff de la Via Láctea, Pablo, me pasó una nota donde me comunicaba la fecha de su proxima actuación:

La Comedia. Sala la Mala...diez personas contando al camarero y al técnico de sonido. Un grupito de cuatro fans que se sabían todos sus temas, más  cuatro colegas, a los que no les importaba tanto el futbol como para perderse un concierto. A  La Mala cuesta llegar, más allá del extrarradio del circuito de salas céntricas. Recuerdo ese concierto como uno de los más disparatados de mi larga trayectoria como espectadora musical. Al final, los chicos me pasaron su CD "Amor Felino" grabado en los estudos Corleone por Mr. Chifly, maqueta que aún sigue sonando fresquísima en la cdera de mi coche.

Muchos conciertos después, me vuelvo a encontrar a Pablo. No se le ha movido un pelo de su melena setentera, mantiene su peculiar estilo, y su sentido del humor, intacto. Sólo un par de cositas más que añadir desde entonces: cambio de bajista (Jose Luís Oliva por Rubén Padrón) y:

- La Comedia (Ahora López) Banda ganadora de la IV Edición Nacional Contraindicaciones (2010)
- Puesto número 13 entre 1741 bandas en el primer LEVI'S Unfamous Award
- Grupo de la semana en la web Music Live Madrid. 28 Feb- 7 Mar 2011.
- Ganadores del I concurso de Maquetas El Observatorio (2010)
- Semifinalistas del concurso Dorada en Vivo (2010)
- Grupo promocional de la Factoria Joven de la CAM
- Grabación de "Estados Alterados".en los estudios PKO con Caco Refojo (2011)
- La Comedia cambia de nombre, ahora LÓPEZ

¡Tres añitos muy bien aprovechados! El de López es uno de esos casos en los que se demuestra que el camino personal, mejor si se hace despacito, con buena letra, paciencia y sin perder la ilusión, sople o no el viento a favor.  Veamos si ha perdido o ganado en frescura su directo esta noche, 10 de Mayo, en el Wurlitzer Ballroom, plena Gran Via madrileña:



Entre el público localizo a las cuatro fans fieles de antaño a quienes se suman una mexicana, un arandino, un madrileño  de sangre vasca, una 100% cordobesa con gotas mesetarias y unos 30 extras de aquí y de allá. Cada uno de nosotros con nuestro pack López: entrada (5 euros), burbujero para hacer pompitas de jabón, globos y alguna pandereta para los más atrevidos.

Si, la fiesta con López sigue estando garantizada. Canciones muy pegadizas con las que saltar y bailar (si no lo haces es que no tienes sangre) coreografías muy personales, zapateados sobre el bafle central del escenario y por supuesto, el clásico lanzamiento de camiseta del cantante y bajista al público... todo un desmadre punk-pop con toques de frikismo estudiado.

Pero no se engañen, debajo de una actitud cómica y sin rascar demasiado, encontramos  a unos corazones sensibles intentado escapar de la rueda implacable de la "Máquina del tiempo" creadora-destructora de sueños inocentes. Puede que los globos, burbujas y panderetas sirvan para burlarse de  esta "Vida vampira" que nos ha tocado en suerte, o  para distraer el paso al futuro, evitando mirar el precipicio de amor-desamor, desilusiones, decepciones y todo ese maremagnum de desencanto. Mejor frivolizar.


Los López son: Pablo de la Muela (Voz, guitarras) Daniel Olmos (Batería) Rubén Padrón(bajo)